domingo, 3 de julio de 2005

Harry y la fábrica de best seller

El 12 de agosto, se estrena en España la película "Charlie y la fábrica de chocolate" en la cual un excéntrico millonario permite únicamente a 5 niños a visitar su imperio y descubrir los secretos de la fabricación del chocolate. La autora de la saga Harry Potter, J.K. Rowling se parece cada día más al chocolatero Wonka, y ha decidido que no quiere ser entrevistada por periodistas profesionales sobre su próxima entrega "Harry Potter y el Príncipe Mestizo". Sólo 70 niños seleccionados por editoriales y librerías de varios paises de habla inglesa podrán preguntar a la escritora en una rueda de prensa que tendrá lugar después de leer la novela en primicia absoluta.
Los niños que han tenido la fortuna de ganar los concursos seguramente se deben haber sentido como Charlie en el momento de abrir la chocolatina premiada, pero los lectores de la saga (ojo, no los fans, que esos son incondicionales) podemos reconocer una muestra más de divismo de la autora inglesa, que no somete sus obras a un análisis serio sino sólo a la adulación de sus seguidores más entregados.
Evidentemente, no sugiero que un joven aficionado no pueda hacer una magnífica entrevista a su ídolo, pero los periodistas también deberían tener su oportunidad, porque se supone que su trabajo es hacer preguntas incómodas.

No hay comentarios: