jueves, 17 de noviembre de 2005

Y esto, una respuesta rotunda

Si recuerdan, hace unos días les enlazaba a un artículo del gratuito 20 Minutos en el que Carlos Fanlo cargaba duramente contra Federico Jiménez Losantos. Quitando ideas políticas, el artículo era fuerte, muy fuerte.

El artículo no ha pasado desapercibido, y han sido muchas las críticas que los seguidores de Losantos han hecho sobre dicho artículo. La reacción del director de 20 Minutos, Arsenio Escolar, no se ha hecho esperar: Ha obligado a Carlos Fanlo a rectificar públicamente, ha pedido perdón a sus lectores, y ha puesto a Fanlo de patitas en la calle.

Ahora, lógicamente, queda la duda. ¿Es esto un atentado a la libertad de expresión, o un ejercicio de responsabilidad de un director de un periódico?

3 comentarios:

  1. Um... Sobre esto podrían correr ríos de tinta. Yo normalmente me mantengo alejado de tanta crispación, que con la misma me crece otra vesícula y vamos apañaos.

    Losantos dice unas cancaburradas de escándalo, pero claro, si otro dice las cancaburradas opuestas, al final mejor te pones a leer recetas de cocina, que son más neutras.

    Todavía estoy pensando si Arsenio Escolar ha hecho lo correcto o no. De todas formas, sospecho que en este caso no hay salida fácil. O buena.

    O dejaba pasar el asunto, con lo cual media España lo crucifica por vocero e intolerante, o hacía lo que ha hecho, con lo cual lo crucifica la otra media por fascista (!!) e intolerante.

    Supongo que ha escogido el mal menor, aunque a veces, el mal menor puede ser muy grande.

    ResponderEliminar
  2. Hola Ayose,
    Complejo tema. Eso sí, aportaré mi punto de vista:
    Para q en un país haya libertad de expresión, es necesaria como premisa respetar las reglas de juego. Y la principal es el respeto. Cuando ésto falla, todo se viene abajo..
    Por eso, creo q el Dtor de 20Min actuó bien.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Pues sí que es complejo el asunto...

    Después de publicar mi entrada en Gran Isla, leí las reacciones que se sucedieron en toda la prensa, incluyendo el dato (que al principio desconocía) de que Carlos Fanlo es juez. Supongo que eso le da cierta ventaja a la hora de escribir un artículo tan duro (por lo de la querella en contra, me refiero).

    Estoy de acuerdo en que llegar a la descalificación personal es el más bajo de los argumentos que se pueden usar contra una persona. Ahora bien, es sobradamente conocido que la opinión de un periódico no se expresa en la boca de sus colaboradores, y que el periódico más plural es aquel que permite que sus colaboradores se expresen libremente, ataquen a quien ataquen.

    Aquí se dan los dos casos, y al final es el director del periódico quien debe juzgar. Lo que está claro es que cualquiera de las dos decisiones que podría haber tomado hubiera sido polémica.

    Saludos!

    ResponderEliminar

Puedes utilizar algunos códigos HTML, como <b>, <i>, <a>