viernes, 19 de mayo de 2006

El Barça gana la Champions

Ya, ya, ya sé que a estas horas todo el mundo se ha enterado de que el Barça ganó la Champions. Pero ya que contamos hace unos días que había ganado la liga, me sentía en la obligación de contarles cómo he vivido como culé, y en Barcelona, esta segunda Champions League para los blaugranas.

El miércoles fue un día distinto. La gente sólo hablaba de una cosa: el partido de esa noche. En los trabajos, la gente se fue antes a casa para empezar a vivir el partido. Yo tambien aproveché y me fui una horita antes a casa; había quedado con mi hermano y su novia a las 20:30 para ver el partido en casa. Alba, a quien eso del fútbol ni le va ni le viene, decidió que era el mejor día para ir al gimnasio: seguro que se iba a encontrar con las instalaciones vacías para ella sola (luego me confesaría que sí, había algo menos de gente, pero que los musculitos no abandonan su vigorexia por una finalucha de la Champions).

A las 20:45 hora peninsular comienza el partido. Yo empiezo tranquilo. Tengo una seguridad en que el Barça va a ganar la Champions que me asombra a mí mismo. Claro...hasta que Henry empieza a armarla. 3 minutos, y primera gran oportunidad para los ingleses. Ya empiezo a ponerme malo. Lo peor llega en el minuto 37 con el gol de Campbell. "Mierda!". Ya me veía como en la final de Grecia, en la que el Milán nos clavó 4. Mi hermano está más tranquilo, más seguro de que esto lo remontamos. En ese momento, miro para él y me doy cuenta: Él no vivió la final de Wembley, era muy pequeño. Para él ésta será su primera Champions League.

El final ya se lo saben. Entran Iniesta, Belleti y Larsson, y el partido cambia. El gol no llega, pero tiene que llegar. Es cuestión de tiempo. Y llega. Y llega el segundo. Y yo me quiero morir, pero ahora de alegría. Alba, que llegó en el descanso del partido, se me queda mirando con cara de pasmada mientras yo celebro los goles. Dice que nunca me había visto pegar tantos gritos y saltos como esa noche. Probalemente tiene razon. Suelo ser bastante comedido, pero la ocasión se lo merece.

Al acabar el partido, conseguimos prepararnos algo para cenar y salimos rumbo a Canaletes. Para mi hermano y para mí es la primera vez. Celebrar el título del Barça en Barcelona es lo máximo. Lástima que los idiotas de siempre tengan que aguar la fiesta aprovechando la algarabía para delinquir. Por suerte, son cuatro gatos que no representan ni al Barça ni a la ciudad de Barcelona.

Nos volvemos a casa a eso de la 1, todavía con las bocinas de los coches y los gritos de la gente envolviendo la Ciudad Condal. "Sí, sí, sí, la Champions ya está aquí!!"

Ya, ya, ya sé que sólo es fútbol. Pero ese nuevo opio del pueblo el miércoles me dio una alegría. Y yo, tenía que contarlo.

3 comentarios:

  1. Vaya, hombre, qué calladito te lo tenías. Conque tú también te pusiste histérico, ¿eh? Tenías que haber visto a Noli :) Por cierto, yo me encerré en la habitación para que no me diera un infarto ;)

    ResponderEliminar
  2. Ya ves, blaugrana de corazón que es uno :-)

    ResponderEliminar
  3. Je je, yo lo ví con los dos Víctor, Almeida y Travieso y tenías que verlos, yo me alegre (aún siendo del Madrid) que el Barcelona la ganara, felicidades y disfrutar mucho que para una vez que les pasa ....

    ResponderEliminar

Puedes utilizar algunos códigos HTML, como <b>, <i>, <a>