viernes, 15 de mayo de 2009

El Barça, campeón de la Copa del Rey (Y yo estuve allí!!)

El miércoles pasado viví una de las mejores noches que he vivido nunca en un estadio de fútbol. Era la primera vez que asistía a una final de la Copa del Rey, y puedo decir que el espectáculo que viví allí fue uno de los más impresionantes que he vivido en mi vida.

Todo empezó el día anterior, cuando mi amigo Tana me dice que ha conseguido dos entradas para ir a la final, y que si quería ir con él. La verdad es que era un palo: 4 horas en coche desde Barcelona a Valencia después del trabajo, otras 4 horas de vuelta después del partido (ya de madrugada), e ir a trabajar al día siguiente. Pero la duda me duró poco: claro que quería ir!

Así pues, salimos rumbo a Valencia el miércoles a media tarde. Durante el camino, nos íbamos encontrando con cientos de coches con bufandas y banderas del Barcelona. En las estaciones de servicio, el color blaugrana dominaba, aunque también se veían algunos seguidores del Athletic. También nos acompañaban cada pocos kilómetros los radares de tráfico, que aprovecharon la caravana masiva para llenar sus arcas.

Una vez en Valencia, a donde llegamos a eso de las 19:30, aparcar nos costó menos de lo que pensábamos. Dimos algunas vueltas, y acabamos aparcando a unos 15 minutos caminando del campo de Mestalla. Durante el paseo hasta el estadio, nos íbamos contagiando del ambiente de la ciudad: una bandera blaugrana allí, un grupo de seguidores del Athletic allá, y muy buen rollo en general.

Antes de entrar al estadio, aprovechamos para cenar algo y comprarnos una bufanda conmemorativa de la final. Cerca de Mestalla, las aficiones de ambos equipos rivalizaban con sus cánticos. Algún aficionado vasco nos pedía (como si nosotros tuviéramos algo que hacer) que les dejáramos ganar la Copa, que el Barça tendría suficiente con la Liga y la Champions League.

Ya dentro del estadio, el ambiente era espectacular. Los aficionados del Athletic ganaban por goledada; desde donde nosotros estábamos, diría que tres cuartas partes del estadio la ocupaban aficionados del Athletic. Aunque en todos los medios dicen que los aficionados del Athletic en Valencia eran bastante más que los del Barcelona, yo no creo que la diferencia fuera tan grande. Yo creo que la clave está en que mientras todos los bilbainos iban con la camiseta rojiblanca, te podrías encontrar aficionados del Barça con camisetas blaugranas, amarillas, turquesas, e incluso con la naranja de hace algunas temporadas. Así no es de extrañar que el color rojiblanco fuera el mayoritario en las calles de Valencia.

Y el resto ya se lo saben: 1-4, y el Barça que conseguía su primer título de la temporada. Y nosotros estuvimos allí. Será un noche que no olvidaremos en nuestra vida. Tana!! Nos vamos a Roma?? :-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes utilizar algunos códigos HTML, como <b>, <i>, <a>